Nuestros jóvenes vivencian durante una semana, una experiencia integral y valórica donde van fortaleciendo su autodisciplina e identidad, además de fortalecer el trabajo en equipo.   Potenciando un espacio social y cultural diferente de su entorno habitual, donde generan un contacto abierto y respetuoso con las personas de los lugares que visiten procurando crecer en la experiencia de encuentro con otras realidades.